Merma: qué es y cómo evitarla

Paola E. Haiat
16 de febrero de 2021

Perder productos es una cosa indeseable, pero que sucede en pequeña o gran medida en muchas empresas. Los errores que lo provocan pueden ser múltiples: desde descuidos hasta robos, pues para llegar al consumidor final un producto debe pasar por muchas manos y distintos ecosistemas. De ahí nace el concepto de merma.

¿Pero qué es exactamente? La merma es una pérdida de valor de existencias debido a una diferencia entre aquello que se cuenta y lo que está marcado que debería existir en un almacén o tienda. Asimismo, se habla de merma también cuando un producto, por alguna razón como fecha de caducidad o daños en su composición, no se puede vender, lo que la diferencia del desperdicio de alimentos.

 

¿Qué puede causar una merma?

El gran problema de la merma es que en la mayoría de casos no se identifica oportunamente, provocando pérdidas significativas que pueden poner en riesgo un manejo responsable de un negocio.

Algunas de las problemáticas más comunes que generan merma son:

1. Problemas de logística (más concretamente, de transporte).

2. Desecho de productos por incumplimiento de las normas de calidad.  

3. Exceso de producción.

4. Almacenamiento incorrecto.

5. Manipulación incorrecta del producto.

6. Errores contables.

7. Omisiones en la recepción del producto.

Fuente: Informa BTL

Hablando de frutas y verduras, podemos pensar, por ejemplo, en frutas y verduras que no han sido transportadas en condiciones óptimas y se han descompuesto, provocando pérdidas que se pudieron evitar si se hubiera tenido un buen sistema de transporte; puede ser, a su vez, robos hormigas en tiendas o mal manejo por parte de algún cliente o trabajador que acaba provocando daños en el producto, que acaba siendo desechado.

A su vez, la merma puede ser un error de cálculo a la hora de hacer el pedido de frutas y verduras que provoque un exceso de stock del producto, que al no ser comparable con la demanda, acabará perdiendo valor y siendo desechado.

 

Sube a Consentio

 

A su vez, otros problemas que podemos encontrar son:

- Cuando la captura es manual, es muy común cometer errores .

- Actualización con retraso de los precios de venta, lo que reduce los márgenes de ganancia.

- Falta de actualización de los sistemas informáticos.

 

Ahora bien, ¿qué podemos hacer para evitar que la merma ocurra?

1. Prestar atención a la demanda: Saber calcular cuánto producto es necesario para cada momento y escenario es un factor clave que permitirá no tener una existencia excesiva de producto. Esto es sencillo con un sistema que te permite medir tus compras por mes, compararlas con otros meses y entender mejor las tendencias de tu negocio.

2. Supervisar al detalle la cadena de distribución: cuidar cada detalle de logística, estar al día en la actualización de los pedidos, conocer qué recibirás y en qué fecha, qué has ordenado y cuándo, te permite tener un conocimiento general y específico que te permite tomar decisiones acertadas y evitar la merma.

3. Automatizar: desde la captura de información hasta los pedidos. Automatizar no solo te evita errores, sino que te ahorra tiempo que puedes invertir en otras actividades.

No te quedes en la teoría y pasa a la práctica con Consentio, una herramienta que te permite tener el control de tu negocio en una plataforma intuitiva desde la que podrás controlar toda la información de tus pedidos, trabajar en equipo y centralizar tus procesos.

¿Quiere más detalles? Solicita tu demo aquí.

Solicitar Demo

Lee o escucha las últimas novedades de la industria de perecederos.

¡Gracias! Tu mensaje ha sido recibido!
¡Uy! Algo salió mal al enviar el formulario.